martes, 10 de enero de 2012

SEMBRAR Y RECOGER

Cada mañana, después de desayunar, paseo por el campo. Es uno de mis nuevos hábitos de vida y me sienta fenomenal!

¿Os gusta cambiar de vez en cuando la ciudad por un entorno natural?

Cuando vivía en Barcelona mis paseos eran por las calles más concurridas o los barrios más emblemáticos, con los tacones y las manos repletas de bolsas con mis nuevas adquisiciones. Paseo + shopping + Starbucks  podía convertirse en un plan ideal.


Ahora es un enorme placer ponerme cada mañana las botas de montaña y perderme por nuevos caminos verdes, disfrutar del silencio que se apodera de mi a cada paso, hacer vibrar mi corazón rítmicamente con el ejercicio, sentir el calor del sol en mi rostro -hace tanto tiempo que ya nadie me da un empujón para entrar a toda prisa en el vagón del metro, qué alivio!-

Esta mañana he capturado con mi cámara este campo de almendros situado a cinco minutos de mi casa.


El campesino siembra sus campos. La tierra, el agua, el sol y el tiempo conspiran conjuntamente para que meses después crezcan los frutos.

A nosotros nos ocurre lo mismo!!
Cuánto nos enseñan las leyes de la naturaleza!!

Cuando sembramos una decisión, y la regamos de ilusión, voluntad, constancia y acción, la vida se encarga de traernos nuestros frutos en forma de sueños cumplidos.

¿Has pensado que vas a sembrar tu hoy para recoger el día de mañana?



3 comentarios:

  1. Precioso comentario y sobre todo real, asi es de simple la vida.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por vuestras aportaciones!
    Me alegra que os guste y que colaboréis en dar vida a este espacio :)

    ResponderEliminar